El médico Denis Mukwege y la activista Nadia Murad han sido premiados con el Nobel de la Paz 2018 por su lucha contra la violencia sexual como arma de guerra, una de las lacras más desatendidas del mundo.